Transcreación, o cómo unir traducción y copywriting para que tu producto brille en la red

por | Feb 23, 2021 | Traducción

Cuando leí mi primer cuentecito en inglés con 5 años empezaron a fascinarme los idiomas. Y desde entonces no he parado de estudiarlos.

Esto hizo que me embarcara en la carrera de traducción, pero reconozco que fue a finales de tercero cuando encontré mi vocación: la localización de sitios web.

Con esta asignatura aprendí tres valiosas lecciones:

  • Traducir no es solo transmitir un mensaje en otro idioma siendo fiel al texto original.
  • Las webs están cargadas de elementos culturales que hay que cuidar, desde una expresión coloquial en el texto, una imagen o los colores de la página.
  • Cuidar dichos elementos es respetar la cultura del nuevo comprador, y esto te acerca al éxito si quieres introducir tu producto en un nuevo mercado.

Por tanto, un traductor no solo escribe en varios idiomas, también te asesora lingüística y culturalmente para que llegues de verdad a tu nuevo público.

La localización me hacía conectar con mi profesión, así que seguí formándome en este campo. Y en el camino apareció la transcreación.

La localización y la transcreación van de la mano y son estrategias muy importantes para una web traducida, pero también pueden utilizarse para vender un producto de forma física.

A continuación, te explico qué es la transcreación, o dicho de otra forma: cómo unir la traducción y el copywriting para encontrar el mensaje perfecto e introducir tu producto en más mercados.

¿Qué es la transcreación y en qué se diferencia de la traducción?

La palabra transcreación es la unión de las palabras inglesas translation (traducción) y creation (creación).

Los profesionales la definen de diversas maneras: traducción creativa, traducción publicitaria, o la unión de traducción y copywriting.

Y es que, a decir verdad, es una estrategia de traducción que aúna disciplinas como la traducción, la publicidad y el marketing.

En el proceso de transcreación, el traductor se encuentra con un mensaje que define a un producto, un servicio o una marca.

Suelen ser mensajes o textos cortos que muestran la esencia del producto, llaman la atención del usuario y lo invitan a tomar acción.

Puede tratarse de un logo, el lema de una empresa, una campaña, un anuncio publicitario, etc.

El traductor no tiene que traducir el mensaje palabra por palabra, sino:

  1. Captar la esencia del mensaje original.
  2. Pensar qué sensación ha producido en el público de origen.
  3. Crear un mensaje en el nuevo idioma que genere la misma sensación en los nuevos usuarios.

Y esto es lo que marca la diferencia con traducir. En una traducción convencional, el traductor se mantiene fiel al texto, no omite ni añade información que no incluya el texto original.

En la transcreación el proceso cambia, y entran en juego factores como la creatividad, el marketing, y un gran conocimiento de la cultura del público objetivo.

El traductor toma como base el texto original, pero puede alejarse si lo considera necesario y crear un nuevo mensaje que impacte al usuario de la misma manera que lo hizo el mensaje original.

¿Por qué necesitas transcreación en los textos de tu web?

1.    Cada público percibe la publicidad de manera diferente

Si vendes en otros mercados, ya sabrás que la internacionalización de tu negocio pasa por adaptarte al modo de pensar, actuar y COMPRAR de tus clientes.

Según la cultura, la publicidad se percibe de manera diferente, lo que significa que un logo o un anuncio pueden verse de forma positiva en un país y estar mal vistos en otro.

Un ejemplo claro de adaptación cultural son las cadenas de restaurantes presentes en varios países, que ajustan sus opciones en base a los gustos del usuario local.

En España muchos restaurantes mexicanos adaptan el picante de sus platos. El comensal español no está acostumbrado a sabores tan fuertes, de modo que ajustan la receta al gusto del nuevo consumidor.

En esto consiste la adaptación cultural. El producto se hace “local” y se vende según las preferencias del usuario.

Y en la transcreación el proceso es similar. Su objetivo es hacer que un mensaje se vuelva local, con gancho y memorable para los nuevos usuarios.

2.    El usuario necesita emociones, no solo palabras

La realidad es que los usuarios ya no compran por necesidad.

El cliente que compra zapatos ya tiene zapatos en casa, pero vuelve a su tienda favorita porque disfruta con la experiencia de compra y porque es fiel a una marca y un mensaje.

Además, el usuario no solo quiere tu producto, también se pregunta, ¿me hará la vida más fácil? ¿ganaré tiempo si lo compro? ¿me hará parecer más trendy?

Los textos de tu web deben responder de manera original, sincera y directa a estas preguntas, y con la transcreación también encuentras este mensaje único que responde a tus usuarios en un nuevo idioma.

Esta técnica de traducción te hace conectar con el público a través de las palabras y acerca a tus usuarios a la decisión de compra.

¿Dónde encontrar servicios de transcreación?

Si estás en proceso de internacionalización y quieres encontrar el mensaje justo para tu nuevo público, lo recomendable es que contrates a un profesional con conocimientos en traducción creativa, marketing y publicidad.

Cada vez hay más traductores profesionales formados en este campo, tanto en universidades como en cursos especializados.

También puede darse el caso de que especialistas en marketing o publicidad reciban nociones de traducción publicitaria para completar su formación.

Por tanto, puedes recurrir a traductores autónomos o a empresas (de traducción y de marketing) que ofrecen estos servicios.

En cualquier caso, no basta con estudiar traducción o tener nociones de publicidad e idiomas para lanzarse a realizar una traducción como esta.

Lo ideal es que un profesional especializado en transcreación te asesore sobre tus textos.

¡Gracias por leerme y nos vemos en el próximo artículo!

Post que te pueden interesar

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.